PSICOTERAPIA GESTALT
UN CAMINO REAL AL CRECIMIENTO

TERAPIA DE PAREJA

En la actualidad ya no es significativo hablar si la terapia de pareja es importante o no, ahora es necesario concentrarse en encontrar los modelos adecuados de tratamiento para la pareja actual y para las diferentes situaciones que está viviendo. Las investigaciones han revelado una fuerte relación entre las dificultades de pareja y algunas enfermedades como la depresión, el alcoholismo, los trastornos de alimentación, violencia, trastorno bipolar  y otras enfermedades físicas, aquí se podría agregar que las dificultades de pareja también es un disparador de intentos de suicidio y suicidios.

Los conflictos de la pareja también afectan a los hijos, se generan dificultades como: problemas de conducta, abuso de sustancias, depresión y un aprendizaje que les impide en el futuro una adecuada relació en pareja. La pareja actual no es la misma de hace 30 o 40 años, por tal motivo cualquier  modelo de trabajo a utilizar  debe de configurarse de acuerdo a las características de las personas que forman las parejas en la actualidad, ya que la situación social y los aprendizajes ha cambiado de manera importante en las ultimas tres o cuatro décadas.
 
En la terapia de parejas con el enfoque Gestalt un objetivo es que la pareja logre identificar y cambiar los patrones o pautas neuróticas en la que ha caído la relación, mas también se hace un fuerte énfasis en el aprendizaje de nuevas maneras de relacionarse, comunicarse, expresarse y de solucionar conflictos. Se busca que los miembros de la pareja se den cuenta de lo que están haciendo y de cómo le hacen para mantener la situación que están viviendo. Que revisen los aprendizajes que  tienen de una relación de pareja ya que suelen ser diferentes y algunas veces se da por hecho que el otro piensa de la misma manera, también se busca que descubran como es la forma en que se comunican a través de vivenciar en terapia nuevas formas de comunicarse de manera verbal y no verbal. La participación activa de los miembros de la pareja en la terapia permite descubrir si tienen los recursos y habilidades necesarios para lograr sus objetivos en pareja, y si no los tienen encontrar las formas adecuadas de crear las herramientas necesarias para vivir una relación mas sana. Más además de la Gestalt también se utilizan otras herramientas que permiten alcanzar los objetivos fijados en la terapia.

 
En la terapia de pareja además de situaciones como celos, infidelidad, conflictos con las familias de origen, comunicación, maneras de expresar el afecto, la pasión y la sexualidad, conflictos por el poder y el control en la relación, separaciones recurrentes, mal manejo del enojo, violencia, etc. se presentan situaciones nuevas como la decisión de casarse o no, el valor de la maternidad en la relación, los roles dentro de la pareja, el choque de aprendizajes previos que no concuerdan ya totalmente con la realidad como el de “casarse para toda la vida”, el desafío a las creencias y a la intervención de las familias de origen, también en los últimos años la influencias de la situación económica que lleva a generar estrés en las personas y por tal motivo en la pareja, también se presenta el conflicto con los hijos anteriores de él o de ella, la figura de los “ex”, y las nuevas formas de relacionarse sexualmente.
 
Mi parte como terapeuta es apoyarlos y dirigir el cambio positivo en su  relación de pareja, encontrar la intervenciones adecuadas que permitan  el darse cuenta de cómo están funcionando, de las opciones que tiene para solucionar los conflictos, de experimentar a través de la vivencia nuevas formas de relacionarse mas sanas  que les permitan ir tomando conciencia de si mismos y de su pareja. La toma de conciencia favorece cambios significativos y a su vez favorece ir preparando el contexto en donde el cambio sea duradero y permanezca como un nuevo aprendizaje para el futuro.

 
La terapia permite vernos realmente como somos y permite también ver como es la persona que esta a nuestro lado, de una manera mas real y completa, permite darnos cuenta que quizá la otra persona es mucho mas de lo que creemos y queremos, sobre todo que a pesar de ser tan diferentes se puede estar en contacto, y en el proceso descubro que cuando ya no tengo miedo de ser lo que soy puedo verte y recibirte tal como eres.

 

Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra...
Si me quieres, quiéreme negra
y blanca, Y gris, verde, y rubia,
y morena...
Quiéreme día,
quiéreme noche...
¡Y madrugada en la ventana abierta!...
 

Si me quieres, no me recortes:
¡Quiéreme toda... O no me quieras! 

Dulce María Loynaz
poeta cubana
 

 

 

Psicologos en Guadalajara

© 2014 PSICOTERAPIA GESTALT